Turrón obtenido por cocción de miel, azúcar y clara de huevo. Cuando la masa está en su punto, se incorpora la almendra pelada y tostada, mezclándola con las palas o punxes mediante un movimiento sincronizado. Una vez extraída la masa de la mecánica, la masa todavía en caliente se extiende manualmente en láminas, de un centímetro de espesor aproximadamente, sobre mesas o superficies enfriadoras. En frío se procede a la molienda de las diferentes láminas en los molinos de granito para conseguir una masa compacta que se pasará por la refinadora hasta conseguir la textura deseada. Esta segunda masa se introduce en unos calderos de 50 o 60kg de capacidad para una segunda cocción moderada, acompañada de un golpeado acompasado de un mazo mecánico. Este se encuentra incorporado en los anteriores calderos, conocidos como boixets. La cocción se realiza durante dos horas y media, con el fin de lograr la compacidad adecuada para arrematar el turrón, que es la última fase de la elaboración. Aún caliente, se saca del boixet y se introduce en moldes, donde reposa durante 24 horas para escurrir el aceite sobrante de la almendra. Pasado este tiempo, el turrón de Jijona se corta en pastillas de forma mecánica o manualmente, según el peso, y se envasa. Para la calidad suprema estará formado por un 67% de almendra, un 12% de miel, un 17% de azúcar y un 4% de huevo; para la calidad extra, será un 53% de almendras, un 14% de miel, un 28% de azúcar y un 5% de huevo. Se trata de uno de los turrones fabricados en Jijona con denominación de origen.

en: Jijona torrone
fr: touron de Jijona
pt: torrone de Jijona
Comparte