Por: Jesús Lucerón, periodista y asistente de Comunicación en LID Editorial

La actual preocupación por el cuidado de nuestra salud ha traído consigo el surgimiento de nuevos productos a partir de los más tradicionales. Y esto, entre otras razones, se debe a que la actual población de todas las edades se preocupa más por su salud que hace 20 años.

La alimentación sana y equilibrada, por lo tanto, se ha convertido en uno de los pilares fundamentales de nuestro estilo de vida. Y, bien sabemos que la primera cosa a la que debemos renunciar a la hora de comenzar a cuidarnos son las bebidas alcohólicas, ya que son productos llenos de calorías vacías. Pero ¿Eres de los que aún cree que esto convierte en un aburrimiento nuestras salidas?

Pues estás muy equivocado, porque, como ya hemos dicho, esta tendencia por el consumo saludable ya no es un problema a la hora de salir a tomar algo, ya que ha derivado en la aparición otras alternativas, en este caso los mocktails, ¿no sabes lo que son?

La palabra mocktail procede de la fusión de la palabra mock (imitado, simulado o fingido) y de tail (cola), dando resultado así a una simulación del cocktail tradicional, pero sin alcohol.

La base del mocktail es, a diferencia del cocktail en el que predomina el alcohol, la gran variedad de frutas exóticas y en algunas ocasiones bebidas como el té, el chocolate o incluso el café. Una de las tendencias más usadas en la preparación del mocktail ha sido también la utilización del zumo de granada, una fruta considerada superalimento debido a su alto contenido en antioxidantes y consumido, generalmente, para potenciar la fuerza.

mocktails

Entre sus ventajas destaca, principalmente el hecho de ser bastante saludable por sus escasas calorías y no generar resacas innecesarias al no contener nada de alcohol. De esta manera, son muchos los que utilizan estos nuevos combinados como método détox, para limpiar y purificar el organismo tras épocas de excesos con la comida como por ejemplo después de verano o navidad.

Cada vez con más variedades, los barmans han conseguido, y gracias a la aparición de los mocktails, ampliar de manera considerable sus recetarios con estos combinados. En la mayoría de las mezclas predominan las especias, las hierbas frescas y frutas de todo tipo.

Aunque tradicionalmente hayan existido algunos cocktails sin alcohol, el mocktail no es solamente eso, sino que es un concepto que va más allá. Lejos de las bebidas habituales que intentan imitar a las que no tienen alcohol, normalmente llenas de azúcar y de poca elaboración, el mocktail se trata de una conjunción perfecta de sabores, una mezcla medida al detalle con productos que pretenden agradar al paladar sin llegar a saturar. Por eso, para disfrutar al máximo de todo su sabor, su elaboración requiere más atención que la que suponen los cocktails.